.

.

.

.
.

TERRAZA



¡dónde estamos parados!





Implementando una lógica que aún no alcanzo a comprender, don Donato y su cuadrilla de albañiles han decidido comenzar la construcción de este monoblock ¡por la terraza!


Sí, así como les digo. Gilles Donato, un simpático paraguayo que acostumbra presentarse con un arrugado título de “Maestro Mayor de Obra” bajo el sobaco, asegura que la mejor manera de darle solidez al edificio es comenzando por la terraza.


Hoy a las cinco de la mañana me despertó con un llamado telefónico para convocarme
a la inauguración de la obra. Emocionado por el acontecimiento, y sin que le temblara la voz, me dijo: “don Colón, a ver si se llega usté prontito hasta la obra pa' colocar la Piedra Jundamental”. La solemnidad que le imprimió a ese final: “Piedra Jundamental” me terminó por convencer. “Al fin y al cabo –pensé- un tipo que es capaz de hablar a las cinco de la mañana con ese tono, merece ser tomado en serio”.


Media hora más tarde ya me encontraba en el terreno pelado de la futura obra con un escenario complicado de entender. Don Donato, luego de pronunciar unas breves palabras, no exentas de emoción, me hizo entrega de una tijera instándome a que cortara la cinta de raso que tan prolijamente se había encargado de tender. “Déle hombre, péguele un tijeretazo nomás”.


Luego de unos escasos aplausos, y con la idea fija de volver a la cama calentita, le devolví la tijera. El tipo, adivinando mi intención, me tomó firme por el brazo y sin mediar palabra me llevó hasta la zona especificada para comenzar la obra. Me di cuenta de su consumado materialismo cuando me dijo: “Nada de simbolismos don Colón”. Y, acto seguido, me alcanzó un pesado ladrillo.


“Carajo, que está pesado esto”. Me miró con severidad y me respondió: “Así debe ser. La Piedra Jundamental es parte de los cimientos del edificio. Y si la obra no tiene buenos cimientos se puede derrumbar en cualquier momento”. Ya un poco cansado de esta historia absurda, lo miré al tipo con mi mejor cara de incredulidad. Por toda respuesta recibí un: “Déle hombre ¡no sea cagón! y apoye de una buena vez ese ladrillo en el aire”.


Treinta metros debajo de nosotros los albañiles, con los pies en la tierra, sonreían mirando la escena. La mezcla burbujeaba en los baldes. Las cucharas empuñadas con absoluta convicción.


“Manos a la obra” gritó don Donato, mientras alineaba el segundo ladrillo junto a la piedra jundamental.
La foto pertenece a la serie "Obra" de Daniel Berens (un amigazo)


---------------------------------------------------------------
......................................................................

.......................................................................

domingo

12 de octubre: día de...

.
.
.
.
Atahualpa recibe una biblia de manos del fraile Valverde.

Atahualpa, proveniente de una cultura ágrafa, se lleva el libro a la nariz, lo huele...
Luego se lo apoya en la oreja e intenta oír la palabra de dios que, según el fraile, contiene dicho libro.
El objeto no le revela ningún sonido, entonces lo arroja al piso.

Este hecho provocó la inmediata masacre de más de 4000 Incas totalmente desarmados.

Francisco Pizarro, antiguo cuidador de cerdos y casi analfabeto, apenas supo garabatear su firma en la condena a muerte de Atahualpa.

Uno más entre los tantos hechos significativos que conforman el mayor genocidio de la historia.
.
.
.
.

3 comentarios:

María dijo...

Hoy todo el el día me anduvo rondando por la cabeza esta fecha, -la del día de hoy- y la razón del feriado de mañana (para incentivar el turismo, dicen). Y me encuentro ahora ya casi yéndose el día con esto...

Permitime este verso triste, que inicia un poema... el pesar indígena por su mundo perdido, tras la conquista del otro, el imperio azteca

"El llanto se extiende, las lágrimas gotean allí en
[Tlatelolco.

Un beso, María.

viruta dijo...

es muy fácil el halago fácil, en mi caso prefiero hacer un poco más de ejercicio así duelan las coyunturas:

medio se me dificulta la entrada con tanta cortina antecediendo al posteo nuevo

(ojo ojito ojazo: si bien el avatar
parecería un algo mongui, porta un mensaje interesante)

estepario dijo...

Aló señoras. Disculpen la prolongada ausencia pero debo ser el único carpintero ocupado post-crisis económica.

María, gracias, como siempre, por visitar el monoblock. Y sí, la fecha, la fecha...como una flecha.


Viruta, gracias también por aportar su ladrillo.
Como ud bien dice, no se trata del halago fácil. Descuide, mis coyunturas duelen luego de una jornada de intenso laburo (la edad que le dicen, jaja).
Sepa disimular las incomodidades, no se olvide que los albañiles todavía están trabajando en la obra.
Respecto del "avatar", vaya palabra que me mandó. Por una cuestión generacional lo leeré pre-interné. Entonces, no tiene mayor pretensión que la de aportar una dato histórico, significativo por cierto.