.

.

.

.
.

TERRAZA



¡dónde estamos parados!





Implementando una lógica que aún no alcanzo a comprender, don Donato y su cuadrilla de albañiles han decidido comenzar la construcción de este monoblock ¡por la terraza!


Sí, así como les digo. Gilles Donato, un simpático paraguayo que acostumbra presentarse con un arrugado título de “Maestro Mayor de Obra” bajo el sobaco, asegura que la mejor manera de darle solidez al edificio es comenzando por la terraza.


Hoy a las cinco de la mañana me despertó con un llamado telefónico para convocarme
a la inauguración de la obra. Emocionado por el acontecimiento, y sin que le temblara la voz, me dijo: “don Colón, a ver si se llega usté prontito hasta la obra pa' colocar la Piedra Jundamental”. La solemnidad que le imprimió a ese final: “Piedra Jundamental” me terminó por convencer. “Al fin y al cabo –pensé- un tipo que es capaz de hablar a las cinco de la mañana con ese tono, merece ser tomado en serio”.


Media hora más tarde ya me encontraba en el terreno pelado de la futura obra con un escenario complicado de entender. Don Donato, luego de pronunciar unas breves palabras, no exentas de emoción, me hizo entrega de una tijera instándome a que cortara la cinta de raso que tan prolijamente se había encargado de tender. “Déle hombre, péguele un tijeretazo nomás”.


Luego de unos escasos aplausos, y con la idea fija de volver a la cama calentita, le devolví la tijera. El tipo, adivinando mi intención, me tomó firme por el brazo y sin mediar palabra me llevó hasta la zona especificada para comenzar la obra. Me di cuenta de su consumado materialismo cuando me dijo: “Nada de simbolismos don Colón”. Y, acto seguido, me alcanzó un pesado ladrillo.


“Carajo, que está pesado esto”. Me miró con severidad y me respondió: “Así debe ser. La Piedra Jundamental es parte de los cimientos del edificio. Y si la obra no tiene buenos cimientos se puede derrumbar en cualquier momento”. Ya un poco cansado de esta historia absurda, lo miré al tipo con mi mejor cara de incredulidad. Por toda respuesta recibí un: “Déle hombre ¡no sea cagón! y apoye de una buena vez ese ladrillo en el aire”.


Treinta metros debajo de nosotros los albañiles, con los pies en la tierra, sonreían mirando la escena. La mezcla burbujeaba en los baldes. Las cucharas empuñadas con absoluta convicción.


“Manos a la obra” gritó don Donato, mientras alineaba el segundo ladrillo junto a la piedra jundamental.
La foto pertenece a la serie "Obra" de Daniel Berens (un amigazo)


---------------------------------------------------------------
......................................................................

.......................................................................

domingo

El único argentino que puede poner poesía en boca de tanta gente

.
.
.
.
.

El INDIO SOLARI



JI JI JI


En este film velado en blanca noche
el hijo tenaz de tu enemigo
el muy verdugo cena distinguido
una noche de cristal que se hace añicos.

No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
(se enderezó y brindó a tu suerte)
No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
y se ofreció mejor que nunca

¡No mires por favor!
y no prendas la luz...
La imagen te desfiguró.

Este film da una imagen exquisita
esos chicos son como bombas pequeñitas
El peor camino a la cueva del perico
para tipos que no duermen por la noche.

No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
Ibas corriendo a la deriva
No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
los ojos ciegos bien abiertos.

¡No mires por favor!
y no prendas la luz...
La imagen te desfiguró.

El montaje final es muy curioso,
es en verdad realmente entretenido
vas en la oscura multitud desprevenido
tiranizando a quienes te han querido.

No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
(se enderezó y brindó a tu suerte)
No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
y se ofreció mejor que nunca

No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
Ibas corriendo a la deriva
No lo soñé ¡ieeeeeeeh!
los ojos ciegos bien abiertos.

¡No mires por favor!
y no prendas la luz...
La imagen te desfiguró.


Olga Sudorova...
Vodka de Chernobil
¡Pobre la Olga! ¡crepó!







VISTA DESDE ARRIBA (¡otra que la Doce!)




">



VISTA DESDE ABAJO




">
.
.
.
.
.

3 comentarios:

Lucía.uy dijo...

Oiga gurí! no me lo hacía tan ricotero como pa largar ese título! jajaja.....

♪♪ A brillar mi amor
vamos a brillar mi amor
a brillar mi amor
vamos a brillar mi amor♪♪



P.D. usted disculpe botija, pero no sé si es el único......

un abrazote, Don Estepa!

María dijo...

Me gustó que hayas incluído la letra de una/esta canción, el poder leerla... tiene/n mucho de poesía indudablemente. Siempre me ha llamado la atención además la voz del indio, esa fuerza tan personal en el canto, y la mística de la banda en sí.

El tararear miles de personas poesía, y encima al mismo tiempo en un recital por ejemplo(creo que esa era más o menos la idea del título, no?) aunque acaso ni se den/o nos demos cuenta, es maravilloso. Me voy denuevo a los videitos. Un saludo redondito, María

néstor dijo...

En principio les pido disculpas por la demora en responder. Se trabó el cierre de la revista y no se imaginan lo doloroso que es... Por suerte pudimos destrabarlo y ya estamos on line.

Mi estimada botija, como bien usted dice, puede que haya exagerado un poco. Seguramente no es el único argentino. Sin ir más lejos, y según estrictos datos de mi fiel asesor don Donato, en nuestro último recital (de poesía, aclaro) ofrecido en la mismísima sede del C.A.Deportivo Caraza, metimos la friolera suma de 14 oyentes (incluido el que vendía panchos).
A juzgar por los videos, no anduvimos tan lejos del Indio.

Abrazo, botija.


Y sí, María, basta con detenerse un poco a leerlo, para descubrir el alto voltaje poético del chabón.
Cada recital del Indio es una gran fiesta.

Un saludo redondo.