.

.

.

.
.

TERRAZA



¡dónde estamos parados!





Implementando una lógica que aún no alcanzo a comprender, don Donato y su cuadrilla de albañiles han decidido comenzar la construcción de este monoblock ¡por la terraza!


Sí, así como les digo. Gilles Donato, un simpático paraguayo que acostumbra presentarse con un arrugado título de “Maestro Mayor de Obra” bajo el sobaco, asegura que la mejor manera de darle solidez al edificio es comenzando por la terraza.


Hoy a las cinco de la mañana me despertó con un llamado telefónico para convocarme
a la inauguración de la obra. Emocionado por el acontecimiento, y sin que le temblara la voz, me dijo: “don Colón, a ver si se llega usté prontito hasta la obra pa' colocar la Piedra Jundamental”. La solemnidad que le imprimió a ese final: “Piedra Jundamental” me terminó por convencer. “Al fin y al cabo –pensé- un tipo que es capaz de hablar a las cinco de la mañana con ese tono, merece ser tomado en serio”.


Media hora más tarde ya me encontraba en el terreno pelado de la futura obra con un escenario complicado de entender. Don Donato, luego de pronunciar unas breves palabras, no exentas de emoción, me hizo entrega de una tijera instándome a que cortara la cinta de raso que tan prolijamente se había encargado de tender. “Déle hombre, péguele un tijeretazo nomás”.


Luego de unos escasos aplausos, y con la idea fija de volver a la cama calentita, le devolví la tijera. El tipo, adivinando mi intención, me tomó firme por el brazo y sin mediar palabra me llevó hasta la zona especificada para comenzar la obra. Me di cuenta de su consumado materialismo cuando me dijo: “Nada de simbolismos don Colón”. Y, acto seguido, me alcanzó un pesado ladrillo.


“Carajo, que está pesado esto”. Me miró con severidad y me respondió: “Así debe ser. La Piedra Jundamental es parte de los cimientos del edificio. Y si la obra no tiene buenos cimientos se puede derrumbar en cualquier momento”. Ya un poco cansado de esta historia absurda, lo miré al tipo con mi mejor cara de incredulidad. Por toda respuesta recibí un: “Déle hombre ¡no sea cagón! y apoye de una buena vez ese ladrillo en el aire”.


Treinta metros debajo de nosotros los albañiles, con los pies en la tierra, sonreían mirando la escena. La mezcla burbujeaba en los baldes. Las cucharas empuñadas con absoluta convicción.


“Manos a la obra” gritó don Donato, mientras alineaba el segundo ladrillo junto a la piedra jundamental.
La foto pertenece a la serie "Obra" de Daniel Berens (un amigazo)


---------------------------------------------------------------
......................................................................

.......................................................................

viernes

No habrá ninguna igual

.
.
.
.
Curiosamente la letra de esta milonga, escrita por Ivo Pelay y musicalizada por Francisco Canaro, estaba destinada para cantante masculino, sin embargo la misma Tita se encargó de hacer las modificaciones necesarias para adaptarla a su temperamento; es decir: la hizo definitivamente suya.
A pesar de los años transcurridos y las muchas versiones grabadas por otros artistas (en Internet hay varias), ninguna la supera en gracia y naturalidad.
El video corresponde a la película “Mercado de Abasto” (1955).
Dirección: Lucas Demare.








.
.
.
.

12 comentarios:

NoeliaA dijo...

No conozco la original, pero estoy más que segura que la versión de Tita la supera!

néstor dijo...

Aló noelia. En verdad, la original es la de tita, la versión para cantante masculino no se llegó a grabar. La comparación está más orientada a las muchas y nuevas versiones que pululan por internet.

saluti

Lucía.uy dijo...

Oiga Don! no, mejor: Muchachooooo! cómo diría la Tita! jajajajaja.....oiga, que andaba el Pepe Arias por ahí ¿no?

y ta! no quiero rememorar más, porque todo, todo, me lo contaba mi abuelita, yo aún no era nacida! jajajajajajajajaja

un besote arrabalero Lobito!

Ah! y bruto tango se eligió!

néstor dijo...

Efectivamente, gurisa, se ve que su abuelita era una persona que no conocía la mentira, jaja. Estaba el Pepe Arias, lo que pasó es que yo andaba tan al pepe que me comí semejante información. Le damos las gracias a su abuelita por el dato.

PD: No se olvide del papanicolao, cuando termine de nacer, jaja.

Elena dijo...

jeje, la Tita es lo más, me dan ganas de ser arrabalera, mire, vea...

néstor dijo...

Esssaaa, madame, arrabalee nomás! que la vida es una sola, como bien decía la Tita. Y si no lo decía, pongamoslé.

ta pronto.

María dijo...

Me encantó el video!

"yo soy así" ...bien dicho tita, con toda la fuerza de la voz, de los gestos tan suyos, y del cuerpo desplazándose y dominando tan vivamente la escena ... como vos...no habrá ninguna igual.

Un beso.

néstor dijo...

Es increíble el manejo que tiene de la escena, la gestualidad. No me canso de verla, jaja.

un beso, mija.

María dijo...

la mija sería yo...? entonces otro beso extepario ( yo tampoco me canso de verla jaja)saludito y hasta pronto

néstor dijo...

y sí, maría, el ladrillo que le vino a corresponder a usté (según don donato), decía mija. y yo obedezco, jaja.

y pase cuando quiera, aquí estará la tita.

Trescaídas dijo...

Néstor, como no encuentro los comentarios bajo el texto del paraguayo poeta-maestro mayor de obra, pongo mi ladrillo acá, esperando que no estorbe (que en las construcciones hay que ver bien dónde se ponen los pies). Recién conozco tu espacio, aún habiendo leído antes algunos de tus comentarios en el blog de María... uno siempre deja para más tarde lo que debería hacer en el momento, ¿vio? Me alegra haber venido, me gusta mucho esta onda.
Te dejo, acá, otro abrazo-ladrillo.

néstor dijo...

A pesar de las tres caídas debo reconocer que entró a la obra con el pie derecho, jaja. Este paraguayo poeta etc, etc… es el kapanga del blog. Acá, manda don Donato, yo soy apenas un apéndice de él.
Gracias por el aporte, y tranquilo que ningún ladrillo estorba por estos pagos.