.

.

.

.
.

TERRAZA



¡dónde estamos parados!





Implementando una lógica que aún no alcanzo a comprender, don Donato y su cuadrilla de albañiles han decidido comenzar la construcción de este monoblock ¡por la terraza!


Sí, así como les digo. Gilles Donato, un simpático paraguayo que acostumbra presentarse con un arrugado título de “Maestro Mayor de Obra” bajo el sobaco, asegura que la mejor manera de darle solidez al edificio es comenzando por la terraza.


Hoy a las cinco de la mañana me despertó con un llamado telefónico para convocarme
a la inauguración de la obra. Emocionado por el acontecimiento, y sin que le temblara la voz, me dijo: “don Colón, a ver si se llega usté prontito hasta la obra pa' colocar la Piedra Jundamental”. La solemnidad que le imprimió a ese final: “Piedra Jundamental” me terminó por convencer. “Al fin y al cabo –pensé- un tipo que es capaz de hablar a las cinco de la mañana con ese tono, merece ser tomado en serio”.


Media hora más tarde ya me encontraba en el terreno pelado de la futura obra con un escenario complicado de entender. Don Donato, luego de pronunciar unas breves palabras, no exentas de emoción, me hizo entrega de una tijera instándome a que cortara la cinta de raso que tan prolijamente se había encargado de tender. “Déle hombre, péguele un tijeretazo nomás”.


Luego de unos escasos aplausos, y con la idea fija de volver a la cama calentita, le devolví la tijera. El tipo, adivinando mi intención, me tomó firme por el brazo y sin mediar palabra me llevó hasta la zona especificada para comenzar la obra. Me di cuenta de su consumado materialismo cuando me dijo: “Nada de simbolismos don Colón”. Y, acto seguido, me alcanzó un pesado ladrillo.


“Carajo, que está pesado esto”. Me miró con severidad y me respondió: “Así debe ser. La Piedra Jundamental es parte de los cimientos del edificio. Y si la obra no tiene buenos cimientos se puede derrumbar en cualquier momento”. Ya un poco cansado de esta historia absurda, lo miré al tipo con mi mejor cara de incredulidad. Por toda respuesta recibí un: “Déle hombre ¡no sea cagón! y apoye de una buena vez ese ladrillo en el aire”.


Treinta metros debajo de nosotros los albañiles, con los pies en la tierra, sonreían mirando la escena. La mezcla burbujeaba en los baldes. Las cucharas empuñadas con absoluta convicción.


“Manos a la obra” gritó don Donato, mientras alineaba el segundo ladrillo junto a la piedra jundamental.
La foto pertenece a la serie "Obra" de Daniel Berens (un amigazo)


---------------------------------------------------------------
......................................................................

.......................................................................

martes

Sueltos a la noche "3"

.
.
.
.
La noche es un exceso. Atrae la vista hacia su cavidad.
Entonces: mirar la noche, la cavidad de la noche,
como si de tanto mirarla se pudiera aligerar la oscuridad de su relato.
Y sin embargo: porque andamos por fe, no por vista,
se lee en Corintios 5:7.
¡Ojo, Antoine! un ojo pupila de por vida en esos claustros.
Por eso lo invisible es esencial a los ojos.
Por eso la fe, digo, se de-clara de un eslogan para ciegos.
Y en esta trivialidad nocturna que una cita edulcora,
un enunciado como insecto, un Kafka,
se legitima prendiendo fuego sus alas:
bicho de luz.
.
.
.
.

6 comentarios:

María dijo...

No me resulta nada fácil comentar este suelto. Sí me parece que hay algo que anda en estos dos últimos sueltos.. la fe?...me gusta lo impecable del escrito,y el cómo (también) podés "jugar" con las palabras y los significados a tu antojo.

Un beso

néstor dijo...

Gracias María por tu generoso comentario. Permitime una ligera corrección: no soy yo el que juega con las palabras, son ellas las que juegan conmigo o, en todo caso, juegan entre ellas. La cuestión es, como en el juego del don pirulero, atender el juego.

un beso.

Lucía.uy dijo...

No le digo mijito!! …..esto es el lado oscuro total…usted no se llamará Luke? No ,Virginia no mijito!: Luke Skywalker.

No lo tome a mal pibe, es que cuando escribe así…..tan,tan….tan a lo Artaud, me hace acordar a Peter, no, Ustinov, no: Capusotto!

No se enoje bicho…..de luz, claro! que a mí Antoine, me dijo que nada se pierde todo se transforma…… osease, este ataque de bobeta que me ha dado….parece que es pasajero.

Saludos y mil perdones…..

néstor dijo...

Tuve que salir al ciberespacio para obtener información de ese tal Luke Skywalker. Juro que no tenía la menor idea, hasta pensé que se trataba de un escritor noruego, con eso le digo todo. Ahora, escuche una cosa, gurisa, ud no estaba un poquito grande para andar mirando esas películas..? No se enoje, che, es sólo una pregunta sin maldá.

No me le escape a la oscuridad que aún me quedan un par de negativos para revelar.

abrazos (ta perdonada. Vaya nomás con el señor, con el de los anillos no!!! con el otro)

NoeliaA dijo...

Será que la noche entonces agudiza la vista. Es una ceguera orientadora, tan diferente de la ceguera cotidiana,o la ceguera contraria a la del consumidor modelo.
Qué tendrá que ver el consumidor diras, pero ultimamente, apago la tele para evitar las propagandas.
Esa ceguera, es la ceguera blanca, la de Saramago, si has leido "Ensayo sobre la ceguera" sabrás cual es la ceguera blanca.

néstor dijo...

Qué buena esta inclusión del consumidor (nocturno, sin duda es el horario pico). A mí no me queda otra que ponerme a escribir porque la tele la apagué hace 4 años y creo que fue la mejor inversión (en todos los sentidos de la palabra)que hice, jaja.

Me estoy debiendo la lectura de Saramago, me viene bien que me lo recuerdes. En cuanto me haga de unos pesitos haré esa otra inversión.