.

.

.

.
.

TERRAZA



¡dónde estamos parados!





Implementando una lógica que aún no alcanzo a comprender, don Donato y su cuadrilla de albañiles han decidido comenzar la construcción de este monoblock ¡por la terraza!


Sí, así como les digo. Gilles Donato, un simpático paraguayo que acostumbra presentarse con un arrugado título de “Maestro Mayor de Obra” bajo el sobaco, asegura que la mejor manera de darle solidez al edificio es comenzando por la terraza.


Hoy a las cinco de la mañana me despertó con un llamado telefónico para convocarme
a la inauguración de la obra. Emocionado por el acontecimiento, y sin que le temblara la voz, me dijo: “don Colón, a ver si se llega usté prontito hasta la obra pa' colocar la Piedra Jundamental”. La solemnidad que le imprimió a ese final: “Piedra Jundamental” me terminó por convencer. “Al fin y al cabo –pensé- un tipo que es capaz de hablar a las cinco de la mañana con ese tono, merece ser tomado en serio”.


Media hora más tarde ya me encontraba en el terreno pelado de la futura obra con un escenario complicado de entender. Don Donato, luego de pronunciar unas breves palabras, no exentas de emoción, me hizo entrega de una tijera instándome a que cortara la cinta de raso que tan prolijamente se había encargado de tender. “Déle hombre, péguele un tijeretazo nomás”.


Luego de unos escasos aplausos, y con la idea fija de volver a la cama calentita, le devolví la tijera. El tipo, adivinando mi intención, me tomó firme por el brazo y sin mediar palabra me llevó hasta la zona especificada para comenzar la obra. Me di cuenta de su consumado materialismo cuando me dijo: “Nada de simbolismos don Colón”. Y, acto seguido, me alcanzó un pesado ladrillo.


“Carajo, que está pesado esto”. Me miró con severidad y me respondió: “Así debe ser. La Piedra Jundamental es parte de los cimientos del edificio. Y si la obra no tiene buenos cimientos se puede derrumbar en cualquier momento”. Ya un poco cansado de esta historia absurda, lo miré al tipo con mi mejor cara de incredulidad. Por toda respuesta recibí un: “Déle hombre ¡no sea cagón! y apoye de una buena vez ese ladrillo en el aire”.


Treinta metros debajo de nosotros los albañiles, con los pies en la tierra, sonreían mirando la escena. La mezcla burbujeaba en los baldes. Las cucharas empuñadas con absoluta convicción.


“Manos a la obra” gritó don Donato, mientras alineaba el segundo ladrillo junto a la piedra jundamental.
La foto pertenece a la serie "Obra" de Daniel Berens (un amigazo)


---------------------------------------------------------------
......................................................................

.......................................................................

domingo

ELEGÍA 1987 -a Carlos Drummond de Andrade-

.
.
.
Aprovecho la entrada anterior para colgar este viejísimo poema -más de veinte años- en homenaje al viejo Drummond y a su "Elegía 1938".





esta mañana
el sol hacía fracasos
contra un coro indiferente
de carteles

por la tarde
crecieron edificios a destajo
donde practica el viento
su pólvora insistente

llega la noche
y la luna tropieza
en las terrazas
a respirar un rezo
alguna contundencia.

nacen horas ásperas
forzadas hasta el roce
la obstrucción.

desiste carlos
disimula
y aprovecha esa almohada
ese descanso.
.
.
.

11 comentarios:

NoeliaA dijo...

Néstor, qué buenas líneas. Hay como una batalla de la natulareza por el reinado de la luz y las sombras pareciera, eso fue lo que percibí, entre un sol persistente, una luna que se asoma a los edificios y un viento que no se da por vencido.
Si le di un sentido correcto no sé, pero te luciste con el homenaje.
Un abrazo

néstor dijo...

Noe, gracias por lo que decís. No creo exista un sentido correcto para interpretar un texto. Me gusta tu lectura y sí está presente la pugna entre naturaleza y cultura.
abrazo!

Lucía.uy dijo...

..ya,ya,ya,ya.....basta! dijera el profesor Jirafales al Chavo del 8....suficiente descanso no? mueva esos deditos que Dios le dió y actualice este rancho, que ya pasó a tapera mire!

Salute!

néstor dijo...

botija! cómo anda??? tiene razón, ya es hora actualizar esta tapera!

abrazote!

Anónimo dijo...

cómo va esta construcción, avanza? dónde descargamo lo ladrillo, jefe?

Lucía.uy dijo...

Oiga! El martes se le darà por pasar? o estarà de festejos? bueno, por si las moscas, pero sobre todo, porque no se si estarè por aquí y tengo miedo de olvidarme, jeje....le dejo un abrazo bien grande! pero bien grande!como todo el tiempo que hace que no lo veo!!! serà grande ¿no?
Feliz cumple lobito, cúmplalos feliz!

Lucía.uy dijo...

oiga.....ya se que esto va a caer en fondo de saco roto (eramos tan pobres!).....pero por si pasa, por si se le da por.......sepa que a veces, lo pienso ta?
que le vaya un abrazo a ver si lo atrapa.
salute Lobito!

néstor dijo...

anónimo, en verdad la construcción está un poco parada, como todo en este país, pero si quiere ir dejando ladrillos los puede desparramar por toda la obra. esa es la idea.
le dejo un abrazo bien navideño :)

néstor dijo...

botija!!! seguimos tan pobres como siempre, pero el saco no está roto aún, un par de costura nomás.
gracias por tu mensaje. gracias. es bueno saber que a uno a veces lo piensan.
te mando un abrazott a través del charco y espero que tengas unas lindas fiestas en compañía de los tuyos.
ya me ocuparé de ordenar un poco esta tapera!

Lucía.uy dijo...

Lobitooooooooo! es como una apariciòn! jajaja......gracias che, buen comienzo de año!
Que nos dè el hilo (pal remiendo) y los ladrillos pa construirlo juntos!
salú pibe!

néstor dijo...

osté lo ha dicho, botija! una parición. vamos con el carretel, que dé hasta fines de 2040, por lo menos.
saludes!!!